jueves, enero 19

Musaraña



Quisiera no tener este ardor en las entrañas cuando hablas con soltura de tu gusto por alguien de piel negra, no debería inportar, las fantasías son parte del deshaogo humano, la imaginación y sus posibilidades nos da libertades que trascienden lo físico lo posible donde no existen límites. Visualizar la libertad de alguien más es desoladora porque es probable que en las libertades de la imaginación de otros no exista yo; ¿porqué habría de pensarme alguien que me mira en el mundo tangible?, si puede experimentar lo que no ha vivido en sus mundos srreales. Duele por mi egoísmo saber que te agrada gente con otra apariencia alejada de la que yo tengo me invade de rabia, no sé ocultar el dolor que me invade y me vuelvo grosero hacia ti, hacia tu debilidad por la gente obscura de piel que te parecen no feos, te juzgo me invade la arrogancia de menospreciar tu confesión compartida me observo monstruoso obscuro por dentro porque me duele lo que mi propia imaginación me muestra una relación nula entre tu fantasía y lo que vivimos de este lado, me pongo la trampa y caigo de nuevo en ella, la intriga de la suspicacia me corta el gusto cambiándolo por angustia y pesadumbre por la duda.

Me alejo un paso más de ti en esta danza de lo cotidiano verdugo de mi inseguridad pienso en que puedo decir para no hundirme más grietas internas viejas persistentes, han comenzado en otro tiempo pero aún me alcanza la inseguridad de un pasado borroso de sentido logrando mantener de formas eficaces una permanencia emocional casi inalterable. Silencios y molestias son el rescoldo de la conversación y ya revolcado en mis propias frases de rabia hago esfuerzos por frenar y resolver cuando el silencio está ahora de tu lado, así se arruina un momento tus intentos por reducir el efecto frustrante no lo acepte a tiempo y me mantuve obstinado en mi molestia. Tener una imaginación activa e inquieta puede complicar el plano real ahora me encuentro realmente fastiadiado conmigo mismo cuando ya no sé qué decirte. La cercanía que tuvimos hoy me ha dejado vulnerable, lleno de complejos me descubro incómodo y frustrado la rabía se ha vuelto dolor que no encuentra formas sólidas de manifiesto mas que las palabras fijadas en tinta, necesito hacer algo al respecto así no puedo andar más tiempo, sensación y pensamiento son ingredientes de una misma receta amargo ha sido y necesito descubrir la parte podrida para dejar de amargar el postre en el gran banquete.

No hay comentarios: