viernes, noviembre 28

vuelta



Pasamos por esta vida cubriendo los espacios sin llenar, cosas que no nos explican de las que no se habla, por costumbre temor o ignorancia; se omite tanto y nos permiten pasar la juventud con casi absoluta calma como si el mundo y la vida fueran sencillas y se fuera a resolver cualquier conflicto por si mismo. En algún punto nos daremos cuenta que no esta más alejado de ser sencillo el hecho de vivir, que cada mente es única y que con eso nos enfrentamos a universos distintos al nuestro; nos esforzamos por aprender medidas para poder estar con la calma necesaria y se descubre que lo que aprendimos no basta, no aplica en todos los casos ni en todas las situaciones, lo que nos pudo funcionar por años ya no surte efecto; caemos en una confianza que ahora es absurda, pensar que todo se puede resolver dialogando, al final es eso un pensamiento, una idea de lo que queremos, más no por eso así será. Pase tiempo de mi vida encontrando una forma de ordenar lo que ocurria en mi interior, por etapas de silencio que dolía porque no tenía forma de expresar lo que estaba ocurriendo; descubrí a través de la escritura la libertad de la palabra, el poder que genera en mi es mayor que cualquier acontecimiento que ocurra, entonces ocurrió un cambio dentro tan fuerte que ya no sentí más necesidad de guardar silencio, volver mis pensamientos en palabras escritas o habladas se convirtió en mi nueva forma de aclararme de expresarme y poder resolver toda diferencia, me daba claridad y dominio de las emociones; entonces abamdone la escritura, solo recurría a ella para vaciar mis emociones y no sentirme abrumado, se volvío una valvula de escape, podía pasar meses sin escribir. No pude haber cometido error más grande, he vivido las consecuencias de esa decisión; la arrogancia se apodero de mi y me creí capaz de enfrentar cualquier situación, años de perfeccionar el dialogo me daban esa confianza, había encontrado la forma de que la cominicación diera sentido a lo que ocurria; en este momento regreso a la escritura que me recibe calma y sin reproche, regreso a escribir ya que descubro que hablar no siempre funciona, no es tan sencillo llegar a otro y que lleguen a ti, y no se puede pedir que así sea; me encontré en la situación del silencio me quedé callado después de años de que la palabra fuera el recurso confiable, después de haberlo intentado esta vez no fue suficiente, y me ví a mi mismo impaciente y testarudo abrazando la forma que conocía como si fuera el único camino. Otro motivo para recurrir al silencio es no ser comprendido al hablar, incluso al escribir, es tremenda la sensación de no provocar una reacción en el otro que nos lleve a la retroalimentación, y en vez de eso miradas confusas y frases sueltas de negación, cuando no  encuentras forma más franca de decirlo, entonces estás desarmado, no hay más que decir ante tal efecto que provoca el silencio.

Escribo para dar claridad y calma a mi ser; es tan egoista  es como ha sido, regreso a ese silencio que genera las condiciones para escribir, se escribe porque se quiere decir algo; que otro sentido puede tener, y no puede escribir alguien que lo dice todo, por eso es que no podia estar frente a la hoja en blanco, no me quedaba ya nada para escribir; me inquieta un poco cómo se presentará ahora mi relación con los demás, esos silencios a los que ya no estaba acostumbrado, no sabré que responder cuando descubran que algo ocurre, esa tendencia que tengo a ser franco me presede, no se cómo será no decir lo que siento y pienso mi última experiencia al respecto no ha sido alentadora, siento algo de tristeza al saber que no diré ya más lo que ocurre; quizá lo cubra con otros temas, quizá con el tiempo se acostumbren ellos y yo también  quizá sea bueno, quizá mejore todo, es la finalidad de cambiar y crecer, adaptarse y superar adversidades para seguir. Acá estoy de vuelta escribiendo y algo dentro de mi me dice que será por un largo periodo quizá esta vez lo deje cuando ya no tenga aliento y el mundo deje de existir junto con mi vida, en pocas semanas se ha acumulado bástante y he escrito varios borradores, veamos a donde se dirige esta etapa de la aventura que es estar vivo.

No hay comentarios: